Blog

La llegada del Coronavirus nos ha cogido a todos por sorpresa, y cuando aún estábamos debatiendo si era una gripe más fuerte o una enfermedad nueva, nos hemos encontrado todos confinados. Los medios han ayudado a extender el miedo y la incertidumbre, y ahora parece que la vida ya no será como antes.

Hemos tenido un déjà vu con otras situaciones como la última crisis económica y social, que no sabemos si hemos superado del todo. En todo caso, ahora podríamos recuperar cientos de artículos y reportajes en los que jurábamos que nunca más volveríamos a cometer los errores que nos habían llevado. Y en el caso del Covid-19, ¿aprenderemos alguna cosa o volveremos a ser tan «normales» como antes?

¿A partir de ahora seremos más solidarios, cooperaremos más y recordaremos que la prioridad no es sólo el trabajo? Algunos afirmeis y os sentireis ilusionados con esta apertura y, al mismo tiempo, cabe preguntarse qué pasos podemos hacer para consolidar nuevos hábitos.

Desde INSTA, queremos inspirar la ciudadanía explicando maneras de dar respuesta a esta situación. Por ejemplo, aportando elementos que creemos esenciales como reforzar los vínculos entre las personas a partir de un modo de comunicación que cuida de las relaciones, promoviendo la escucha activa y la empatía, y el empoderamiento de la sociedad.

Nosotros hemos querido tomar nuestra parte de responsabilidad innovando. Así pues, aplicamos en nuestros proyectos las «prácticas restaurativas» que integran los elementos que hemos descrito. Nos damos cuenta del impacto positivo que tienen por la confianza que generan en los actores, de la apertura que crean para encontrar nuevas soluciones y desbloquear conflictos, de la fuerza que da sentirse escuchado y tomar conciencia de nuestras necesidades y de como nosotros mismos podemos hacer pequeños pasos para satisfacerlas.

Hemos tenido el privilegio de que una de las acciones realizadas por Jordi Recordà Cos, socio fundador y miembro de INSTA, ha sido seleccionada en una guía internacional que recoge las prácticas restaurativas en proyectos ambientales (disponible aquí). Además, recientemente nos han invitado a formar parte de una red europea (European Forum for restorative Justice) para desarrollar las prácticas restaurativas en temas tan complejos como el cambio climático.

Tenemos confianza en que las prácticas restaurativas nos ayudarán a reforzar la resiliencia de la ciudadanía y, de este modo, estar más preparados y activos por los próximos cambios ambientales y sociales.

Y si leyendo la guía tiene nuevas ideas, no dudeis en hacernoslo saber. ¡Queremos continuar haciendo red!

Entonces, qué piensas ?